La enfermedad periodontal (enfermedad de las encías) a menudo está considerada la sexta complicación de la diabetes; particularmente cuando la diabetes no está bajo control apropiado.