¡Cuidar tu sonrisa, también cuida tu corazón! Te contamos cómo ambos factores están vinculados y cómo prevenirlos.